Blog

La base de las posturas de pie en el Yoga Iyengar: El Pie

La base de las posturas de pie en el Yoga Iyengar: El Pie

piesLos pies son la base sobre la que nos apoyamos la mayor parte de nuestra vida, al estar de pie, al caminar, al subir escaleras, etc. y junto con las piernas son la base de muchas de las posturas de yoga.

El pie es la parte de nuestro cuerpo que está en permanente contacto con el suelo y sobre la que nuestro cuerpo se sustenta en un difícil equilibrio, que muchos de nosotros hemos olvidado como surgió. Basta recordar cuando vemos a un niño que está aprendiendo a caminar y vemos sus dificultades para mantener la estabilidad. Poco a poco su musculatura de piernas, cadera, columna se va fortaleciendo, se producen cambios en la estructura de los huesos de los pies, piernas, cadera, columna, y se adquiere el sentido del equilibrio que en poco tiempo pasa a automatizarse. Son estos mismos pies a los que casi nunca prestamos atención y de los apenas somos conscientes en edad adulta, excepto cuando se quejan por algún problema.

Actualmente en nuestra sociedad, han desaparecido los terrenos irregulares, todo son aceras, calles asfaltadas, el alisamiento de todo tipo de terrenos ha modificando de tal forma nuestro entorno que la adaptación de huesos, ligamentos, músculos y tendones de nuestro pies que evolucionó durante miles de años para el caminar bípedo y sobre terrenos irregulares ha dejado de tener el sentido para el cual ha ido evolucionado, perdiendo nuestra estructura muscular la tonificación muscular necesaria y dando lugar a un incremento de los problemas relacionadas con nuestros pies por la falta del fortalecimiento de músculos al caminar sobre terrenos lisos.

Desde el punto de vista del Yoga Iyengar el apoyo de los pies y su alineación son de gran importancia. Un buen apoyo y alienación de los pies proporcionan la base sobre la cual se forma la postura. El conocer como apoyar y alinear los pies nos da la seguridad de que en nuestra postura parte de una base correcta y que va afectar positivamente al resto de la estructura del Asana, por tanto es vital partir de una buena base.

1) Alineación
La alineación de los pies difiere de según la postura que estemos realizando, básicamente podemos encontrar tres tipos de alineación según la postura:

Alineación de los pies en Tadasana.
En Tadasana en otras posturas de pies juntos, los bordes internos de los pies esta juntos. Los dedos gordos de los pies y el borde interno de los talones se tocan.

alineacion_pies_tadasanapies_en_tadasana

 

Alineación de los pies en Utthita Hasta Padasana, Prasarita padottanasana, etc.
Los bordes externos de los pies están paralelos entres ellos.

alineacion_pies_utthita_hasta_padasnapies_Prasarita

Alineación de los pies en Parsva hasta padasana, Trikonasa, Utthita Parsvakonasana, Virabhadrasana II, etc...
En estas asanas, el pie frontal del asanas está girado 90 grados hacia fuera. El pie posterior en cambio gira hacia dentro unos 15 grados. A una distancia de de 110-120 Centímetros entre ellos. El pie frontal esta en linea con la parte media del arco del pie posterior.

alineacion_pies_trikonasana trikonasana_pie

Alineación del pie en Virabhadrasana I, Uttita parsvottanasana. Al igual que en trikonasana el pie frontal gira 90 grados hacia fuera, en cambio el pie posterior gira hacia dentro unos de 60 grados. A una distancia ligeramente mayor que en Trikonasana.
El pie frontal esta en linea con la parte media del arco del pie posterior.

alineacion_pies_virabhadrasana_I virabhadrasanaI_pie

2) Base y apoyo de los pies
Respecto al apoyo o base de los pies en las posturas de pie, hay ciertas patologías asociadas básicamente a la falta del arco interno del pie o a su aumento de altura.
Un buen apoyo de la base del pie se caracteriza por presentar una huella plantar similar a la imagen del centro, desviándose hacia pie plano si disminuye o es inexistente el arco plantar interno o hacia pie cavo si existe un aumento del arco interno.

tipos_de_pie

En el pie plano el peso va hacia la parte posterior del pie produciendo talalgias así como el hundimiento de la bóveda produce que al articulación del tobillo tienda a caer hacia abajo y hacia dentro del pie.

En el pie cavo el peso aumenta en la parte anterior del pie, en los metatarsos produciendo metatarsalgias. Además presenta un aumento del tono muscular debido a la excesiva elevación del arco interno.

Estas anomalías en los pies traen consigo otras muchas más, en tobillos, rodillas, cadera, columna, pero que no trataremos aquí.

puntos_de_apoyo_pieDurante la práctica asanas de pie, según la postura y nuestra anatomía, la tendencia de nuestro pie será distribuir de manera irregular la base de apoyo del pie sobre el suelo. Nuestro trabajo en las posturas, es realizar una correcta distribución del peso sobre la planta del pie, que debe de ser uniforme entre el área frontal del pie (metatarsos), el área posterior del pie (talón), y también entre el borde externo y el borde interno del pie.

Debe de existir un área triangular de apoyo en todo el pie, compuesta de 3 puntos principales: El apoyo del metatarso del dedo gordo, el apoyo del metatarso del dedo pequeño y el apoyo en el punto central del talón.

 

Tadasana es la postura base que nos permitirá adquirir una mayor conciencia sobre el apoyo de nuestros pies. Para crear una correcta distribución del peso sobre la planta del pie es necesario primero realizar una completa expansión del pie, tanto longitudinal como horizontalmente. Debemos por tanto de expandir horizontalmente la base de apoyo de los metatarsos en el suelo, evitando que los dedos queden encogidos, y también expandir longitudinalmente del pie manteniendo la elevación del arco interno del pie.

pie_expandido pie_no_expandido

Para ello y como preparación a Tadasana, elevaremos primero de un pie los metatarsos del suelo y alargando el pie y expandiendo los dedos, apoyaremos sobre esta nueva base más expandida los metatarsos en el suelo. Luego, manteniendo la expansión horizontal obtenida anteriormente elevaremos el talón del suelo para alargar longitudinalmente el pie hacia atrás y apoyando el talón en el suelo repartiendo el peso de forma uniforme tanto el borde externo del talón como el borde interno del talón y borde frontal y posterior del talón. Después realizaremos la misma acción con el otro pie.

 

Nuestro punto de atención en la base del pie será, que el peso esté repartido uniformemente en toda la franja de los metatarsos, entre la raíz del dedo gordo y la raíz del dedo pequeño. Igualmente el talón debe pisar uniformemente el suelo repartiendo el peso entre el borde interno de talón y el borde externo el talón. Simultáneamente el peso de los pies debe de estar repartido uniformemente entre el pie frontal (metatarsos) y el pie posterior (talón).

expansion_horizontalapoyo_frontalborde_talon

Una buena base de apoyo en nuestro pie, elevará de forma automática el arco interno de nuestro pie, pero en el caso de pies planos se debe de prestar una atención extra a la elevación del arco interno del pie. Llevar una mayor presión de la raíz del dedo gordo y al talón interno del talón, con el fin de lograr una mayor elevación del arco interno

apoyo_pie_interno

Para el resto de posturas de pie y como regla general, debemos de equilibrar el apoyo de la base de pie, entre el pie frontal y el pie posterior, así como entre el borde externo y el borde interno del pie.

Podemos imaginarnos nuestro pie como un vehículo con 4 ruedas. Las cuales deben de estar en un contacto permanente con el suelo para que nuestro vehículo no tenga problemas.

pie_conruedas2

fuentes y bibliografía

Artículos más vistos

Últimos Tweets

Contacto

Avda. Juan Carlos I, 10 Entlo.
03203  Elche Alicante
España

 Móvil: 668 82 16 01
 info@yogaelx.com